Se acerca el buen tiempo, y querrás lucir todos tus bikinis y bañadores sintiéndote feliz con tu figura, pero notas que tu vientre ha perdido firmeza a lo largo de los años y no te sientes 100% cómoda con él.

Notarse el vientre flácido es un problema que forma parte del verano de la mayor parte de la población, y es que existen muchos factores que llevan a la pérdida de elasticidad del vientre favoreciendo su flacidez.

Una mala dieta, la falta de ejercicio, un cambio brusco de peso, dar a luz, o incluso, el simple envejecimiento, hace que nuestro vientre decaiga.

Te contamos los trucos más saludables y con mejores efectos para reducir la tripita lo máximo posible:

EJERCICIO, EJERCICIO Y MAS EJERCICIO

El entrenamiento es lo primero a tener en cuenta para reducir esta flacidez y reafirmar nuestro vientre.

Sabemos que suena a lo típico que te dice todo el mundo, sobre todo tu médico, pero lo cierto es que es el consejo más natural y saludable para conseguir que nuestro cuerpo al completo elimine la grasa localizada y vuelva a estar tonificado.

Tanto ejercicios aeróbicos como anaeróbicos (clase de abdominales, o pilates), te ayudarán a recuperar un vientre plano.

Una rutina de ejercicio moderada (de 3 a 4 sesiones por semana) será más que suficiente para conseguir nuestro objetivo.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Junto al ejercicio, la alimentación es lo más importante para mantenernos sanos y reducir la flacidez. Debes evitar los alimentos grasos y reducir el consumo de azúcar, aumentando el de verduras, legumbres y carnes rojas.

El objetivo es mejorar el aporte de proteínas y vitaminas, disminuyendo las grasas saturadas y los carbohidratos innecesarios. Un abuena opción son los aperitivos saludables.

Esta dieta, junto con el ejercicio físico, necesario aumentará nuestro tono muscular y reducirá la grasa localizada mejorando nuestra figura.

UN EMPUJÓN COSMÉTICO: LAS CREMAS REDUCTORAS Y REAFIRMANTES

Los tratamientos cosméticos de uso particular también nos pueden dar ese empujoncito que necesitamos.

Gracias a sus extractos vegetales y sus principios activos naturales, las nuevas cremas corporales de Cibelesthetic favorecen la circulación sanguínea y la oxigenación celular ayudando a reducir la grasa localizada y reafirmando las zonas más difíciles.

Extractos como la cola de caballo, hiedra, o el fucus, hacen de la crema reductora de Cibelesthetic de efecto calor una de las más eficaces del mercado.

Con solo 7 días de aplicación notarás una reducción visible en la zona de aplicación, gracias a que su fórmula es capaz de incidir sobre las células adiposas, y drena la grasa y el agua retenida naturalmente a través de nuestro sistema linfático.

Junto a una dieta y un ritmo de vida saludable también será muy eficaz contra la flacidez la aplicación de una crema reafirmante con activos naturales como la de Cibelesthetic.

Aplicándola diariamente con la piel bien exfoliada para que los activos penetren hasta las capas más profundas, notaremos resultados en un periodo breve de tiempo.

TRATAMIENTOS DERMO ESTÉTICOS

En algunos casos cuando existe mucho exceso de piel en la zona del vientre o grasa muy localizada difícil de eliminar, la opción mas rápida y efectiva es la realización de un tratamiento dermo-estético.

Para poder llevarlo a cabo, el profesional debe tener en cuenta múltiples factores del paciente como la edad, condiciones médicas, índice de masa corporal, etc.

>RADIOFRECUENCIA

La radiofrecuencia es uno de los tratamientos no invasivos con mayor efectividad para reducir el volumen corporal y reafirmar la piel.

A través de la generación de ondas electromagnéticas, la radiofrecuencia consigue mover las moléculas de las células adiposas, lo que remodela la figura eliminando de forma natural la grasa localizada o la celulitis y aportándole una mayor elasticidad a la piel.

>MESOTERAPIA VIRTUAL

Otro de los tratamientos estrella para conseguir reducir la flacidez de la piel en el cuerpo es la mesoterapia virtual.

Sin necesidad de realizar ningún tipo de inyección, este procedimiento no invasivo e indoloro consigue a través de corrientes de baja frecuencia abrir los poros de la membrana celular y que los activos naturales sean absorbidos directamente reduciendo la grasa localizada, tonificando el cuerpo y la piel e incluso reduciendo y eliminando cicatrices y estrías.

>CAVITACIÓN

La cavitación es otra de las terapias que nos puede ayudar para conseguir un vientre plano este verano.

Este método, tampoco invasivo, genera ondas de ultrasonido de diferentes frecuencias, lo que crea unas pequeñas microburbujas que destruyen las células adiposas reduciendo la grasa localizada y mejorando la tonificación de la zona tratada.

Cualquiera de estas terapias, junto al ejercicio físico y una dieta sana, nos ayudaran a conseguir un vientre plano y tonificado.