Técnicas de tratamientos corporales no invasivos

Actualmente en el mercado de la estética existe una amplia oferta de tratamientos estéticos que se van renovando cada día gracias a los avances de las técnicas y la cosmética.

La combinación de un buen diagnóstico, aparatología estética, y cosmética de calidad, pueden asegurar el éxito de los resultados, siempre combinado con el compromiso del cliente de una adecuada rutina de ejercicios, una dieta balanceada, ingesta de agua y el uso de los cosméticos recomendados para su uso diario en casa.

Estos son algunas de las técnicas estéticas para tratamientos corporales que podemos encontrar:

Mesoterapia virtual: También llamada electroporación, consiste en la utilización de corrientes de baja o media frecuencia que causan la apertura de los microporos de la membrana celular, facilitando así la penetración de principios activos a través de la piel.

Mira nuestras ampollas corporales para mesoterapia virtual

Cavitación: Consiste en aplicar ultrasonidos de baja frecuencia que crean microburbujas de vacío en el interior de un líquido o fluido. En el caso de la grasa, hace que la membrana se rompa a través de la presión que se ejerce sobre las células adiposas, y que la grasa pase a un estado líquido más fácil de eliminar por el organismo.

Ionización: Consiste en la utilización de la corriente galvánica como vehículo para permitir la introducción en la piel de activos cosméticos.

Consulta nuestros sueros ionizables

Presoterapia: Método terapéutico utilizado usado para mejorar el sistema circulatorio, tanto sanguíneo como linfático, mediante un sistema controlado de compresión de aire.

Mira nuestros productos para presoterapia

Ultrasonidos: Son ondas vibratorias y sonoras de distintas frecuencias, con múltiples aplicaciones estéticas: mejora la inflamación, la circulación sanguínea, el drenaje linfático…

Vacumterapia: Consiste en la aplicación de una máquina que mediante succión estimula la irrigación sanguínea de la dermis e hipodermis. De esta manera, se producen en la piel increíbles mejoras estéticas y físicas.

Electroestimulación: Actúa produciendo contracciones musculares mediante el uso de electrodos de estimulación cutánea. Aumenta la tonicidad de los músculos que presentan flacidez.

Radiofrecuencia:También llamada diatermia, produce un calentamiento profundo que afecta la piel y el tejido graso subcutáneo, favoreciendo el drenaje linfático y la disminución de los líquidos y toxinas, aumentando la circulación, y estimulando la formación de nuevo colágeno y elastina en capas internas, reestructurando el tejido subcutáneo y dotándolo de firmeza, lo que se traduce externamente en una piel más firme.

Completa tu oferta de tratamientos corporales con la aparatología profesional más adecuada.