La cromoterapia, fototerapia o biolumínica, como se le denomina ahora, es la utilización de luces, en un haz monocromático que, dependiendo de su penetración y longitud de onda, es utilizada para determinadas patologías o afecciones de la piel.

Este tratamiento facial consiste en, mediante la colocación de una máscara LED, aplicar luz en la piel, penetrando en ésta y estimulando las células fibroblastos para que produzcan más colágeno.

Aumentar la producción de colágeno, alisa y suaviza el aspecto de las arrugas y el tamaño de los poros, mejorando la textura de la piel.

La terapia de luz LED para la piel se realiza con diferentes colores, todos los cuales tienen su propio efecto. Dependiendo del tratamiento deseado se utilizan unos colores u otros, o la terapia de luz LED se combina con infrarrojos (IR) para obtener mejores resultados.

Las máscaras LED más modernas incluyen hasta 7 colores diferentes:

LUZ ROJA: MEJORA LA ACTIVIDAD DE LAS CÉLULAS

La luz roja (630nm) mejora la actividad de las células y reactiva el metabolismo reduciendo arrugas, blanqueando la piel, mejorando su elasticidad y vitalidad.

Es perfecta para reparar la piel dañada, reducir los poros, y estimular la producción de colágeno para que esta se regenere.

LUZ AZUL: ELIMINA BACTERIAS NOCIVAS

La luz azul (470 nm) elimina las bacterias nocivas y tiene un efecto antinflamatorio perfecto para la eliminación del acné y calmar las pieles más sensibles.

LUZ VERDE: NUTRICIÓN DE LA PIEL

Con la luz verde (520 nm) conseguimos nutrir la piel desde las capas más profundas dándole un efecto blanqueado y mejorando la regeneración de las células de la piel, aportándole mayor vitalidad al rostro.

Gracias a este efecto blanqueante se consigue unificar el tono de la piel.

LUZ AMARILLA: OXIGENA LA PIEL

La luz amarilla (590nm) oxigena la piel y mejora la circulación llegando a descomponer los pigmentos de las manchas producidas por el sol y homogenizando el tono del rostro con un efecto lifting.

Entre otros de sus beneficios promueve el drenaje linfático, mejora las arrugas, y la piel áspera.

LUZ VIOLETA: EFECTO CALMANTE

Esta luz combina los beneficios de la luz roja y la azul con un efecto cicatrizante y calmante. Especialmente indicada para reducir las marcas de acné.

LUZ AZUL CLARA: EQUILIBRIO DE LA PIEL

Mejora el metabolismo de la piel y la equilibra. Relajando el rostro, energizándolo y calmando las pieles más sensibles.

LUZ BLANCA: REGENERA LA PIEL

Atenúa las líneas de expresión más profundas y regenera la piel envejecida reduciendo la flacidez del rostro, mejorando la tonificación de las células.

---

Debido a todos sus beneficios en nuestra piel, los tratamientos de fototerapia se han convertido en los más demandados por los consumidores tanto para su aplicación en centros de belleza como en el hogar gracias a su facilidad de uso.

En los centros de estética resulta indispensable tanto para su aplicación individual, como para su uso tras la realización de otro tipo de tratamiento para hidratar, calmar o regenerar el rostro.

Si necesitas más información, puedes consultar la ficha de nuestra máscara LED, o contactar con nosotros de 9.30 a 18.30h en el teléfono 91 013 36 56.