CONSUME ALIMENTOS ANTIOXIDANTES

Cuida tu piel y tu organismo mediante el consumo de productos antioxidantes ricos en vitamina A como las zanahorias, brócolis, pimientos, acelgas, naranjas… entre otras frutas y verduras. Las vitaminas antioxidantes son partícipes de funciones de nuestro organismo como la hidratación y la renovación en la piel, previniendo el envejecimiento celular.

NO OLVIDES LA VITAMINA C

No olvides consumir productos ricos en vitamina C o utilizar cremas o sérums potenciados con ella en las mañanas. La vitamina C nos ayuda a hidratar profundamente, proteger nuestra piel, tonificarla e iluminarla, de esta forma nuestro rostro lucirá radiante.

LIMPIA TU PIEL A DIARIO

Nuestro rostro está expuesto diariamente a la polución, los cambios del tiempo y otros agentes externos, por lo que, aunque no nos hayamos maquillado, es necesario limpiar la piel a diario y mantenerla hidratada. Podemos hacerlo con una leche limpiadora que además hidrate nuestra piel, o con un agua micelar.

TONIFICA TU ROSTRO

El tónico es en la mayoría de los casos el gran olvidado de la rutina de limpieza facial. No debemos olvidar utilizar un tónico facial que refresque nuestra piel, la alivie, cierre poros y acabando de eliminar el exceso de grasa.

DESINFLAMA EL CONTORNO DE TUS OJOS

La piel alrededor de los ojos es muy sensible y con tendencia a inflamarse, para reducir esta inflamación pon en el refrigerador dos rodajas de pepino y después aplícalas en tus ojos durante al menos 10 minutos. Con este truco conseguimos mejorar el aspecto de nuestros ojos gracias al frío y las propiedades hidratantes y antioxidantes del pepino.

DUERME AL MENOS 8 HORAS

Dormir bien las horas que nos corresponden reduce bolsas y ojeras y optimizará la renovación celular de nuestra piel, dormir al menos 8 horas es el tiempo indispensable para una buena salud física y mental.

CUIDA TUS PESTAÑAS CON TU ALIMENTACIÓN

Mantener las pestañas sanas es complicado sobre todo en momentos de estrés. Que estén largas y fuertes depende mucho de nuestra alimentación. Es recomendable consumir alimentos ricos en silicio y vitamina E como aceitunas, espárragos, arroz, calabaza, etc. También puedes aplicar un sérum de pestañas con principios activos que optimizan el crecimiento y cuidado de las pestañas.

MANTEN TU CABELLO SANO E HIDRATADO

Usa champús y acondicionadores que aporten hidratación extra con ingredientes como queratina, pantenol, aloe vera, o glicerol. Estos ingredientes retienen la humedad dentro del cabello creando una protección e hidratación desde el núcleo sin que este parezca graso.

NO OLVIDES CUIDAR DE TUS UÑAS

Cuída semanalmente de tus uñas para evitar que estas se quiebren o debiliten e hidrata las cutículas. Para mantenerlas sanas no olvides seguir estos consejos:

  • Limpia tus manos y uñas a diario
  • Lima las uñas evitando las esquinas muy puntiagudas que pueden favorecer la encarnación.
  • Deja respirar tus uñas entre esmaltados.
  • No uses uñas postizas durante largos periodos de tiempo.
  • Evita eliminar la cutícula.
  • Protege tus manos con guantes si van a estar en el agua mucho tiempo.

DÚCHATE CON AGUA FRÍA

Sabemos que ducharse con agua fría es complicado, pero seguir este consejo ayuda a eliminar toxinas de nuestra piel, mejora la oxigenación, la circulación sanguínea y acelera el metabolismo. Además, evitaremos la deshidratación de la piel que puede provocar el uso de agua excesivamente caliente.