La depilación, independientemente del método que se utilice, suele ser una agresión para la piel, sobre todo para las más sensibles, pero vamos a recopilar los consejos que funcionan para todos los tipos de depilación.

ANTES

Antes de la depilación, ya sea en tu propia casa o en un salón de belleza, es importante que la piel esté bien exfoliada. Usa un exfoliante específico para el cuerpo, para eliminar las células muertas y dejar una piel mucho más suave y limpia.

Es preferible si realizas la depilación por la mañana, tras levantarte, ya que tu piel estará más elástica y flexible.

Puedes darte una ducha de agua caliente, así provocarás que tus poros se abran y el vello pueda extraerse con mayor facilidad.

No uses ninguna crema o aceite corporal al menos 12 horas antes, porque dificultará que se adhiera la cera o que la máquina se deslice correctamente.

DESPUÉS

Es importante aplicar aceite o loción post-depilatoria en toda la zona depilada, para retirar los restos de cera, calmar la irritación, y que la piel quede limpia, suave e hidratada.

Aplicar hielo o agua fría en la zona cerrará los poros, reducirá la aparición de granitos y evitará la irritación.

Para evitar la aparición de manchas en la piel, evita tomar el sol el mismo día de la depilación.

Espera al menos un día, para que la piel se recupere, para retirar con las pinzas los pelillos que no salieron, ya que la piel estará muy sensible.

Entre depilaciones mantén tu piel siempre hidratada con crema, aceite o loción para que se mantenga protegida de las agresiones externas.

 

Telebelleza.es pone a tu disposición pistolas aplicadoras, cera depilatoria, aceite post-depilación y todo lo que puedan necesitar en nuestra sección de DEPILACIÓN.

---

Si necesitas más información, contacta con nosotros en el 91 013 36 56 (L-V 9:30 a 18:30h) o a través de nuestro chat y resolveremos toda tus dudas.