Con el verano llegan las largas horas bajo el sol, por lo que queremos darte las claves para diferenciar y elegir el protector solar más adecuado para tu tipo de piel.

¿QUÉ ES SPF?

Factor de Protección Solar (por sus siglas en inglés), en español FPS.

Este factor nos sirve para determinar el tiempo que la piel puede estar expuesta al sol utilizando el producto. Este tiempo depende de tu tipo de piel y el lugar en donde estés.

Para calcular la duración de la protección, se multiplica el FPS por el tiempo en el que aparecería una quemadura solar sin aplicar ningún producto, es decir, si tu tipo de piel se enrojece en 10 minutos, con un protector FPS 50 tendrías 500 minutos de protección. El factor 50 te permite estar 50 veces más tiempo bajo el sol.

Es importante saber que el tiempo no se acumula. Aplicar de nuevo el protector, no incrementa los minutos de exposición.

verano-proteccion-solar

¿QUÉ SIGNIFICA UVA Y UVB EN EL PROTECTOR SOLAR?

La radiación ultravioleta es un tipo de radiación natural que emite el sol, en niveles moderados de exposición producen vitamina D. Sin embargo, una sobreexposición puede causar quemaduras y a largo plazo envejecimiento prematuro y cáncer de piel.

Existen tres tipos principales de radiación ultravioleta (UV), los rayos ultravioleta A, B o C, conocidos como UVA, UVB, UVC. La radiación UVC es absorbida por la capa de ozono.

Todos los protectores solares protegen contra los rayos UVB, ya que estos son más potentes que los rayos UVA. Sin embargo, los segundos son más constantes a lo largo del año, por lo que es recomendable utilizar un protector que cuide tu piel de ambos tipos de radiación.

CONSEJOS PARA CUIDAR TU PIEL

1. Para evitar daños en la piel, es preferible tomar el sol en las horas en las que éste no se recibe directo, entre las 9:00 y 12:00h.

2. Aplica un protector solar facialcorporal cada dos horas, esparciendo de manera uniforme en la piel.

3. Utiliza un protector solar anti-edad para una mayor hidratación de la piel.

4. Si utilizas un acelerador de bronceado sin SPF, aplica un protector solar 15 minutos antes.

5. Utiliza un fotoprotector solar siempre que tu piel esté expuesta a los rayos del sol, incluso en días nublados ya que la mayor

6. parte de la radiación UV puede traspasar las nubes.

7. Si utilizas un producto resistente al agua, confirma cuándo debes aplicar de nuevo, el tiempo suele ser de 40 a 80 minutos.

8. Después del bronceado utiliza una crema o gel hidratante para evitar el envejecimiento prematuro de tu piel.