Es un error rehuir del lavado diario del cabello. La frecuencia de lavado del cabello es una opción personal con una sola norma: "Cuando esté sucio". ¿Y si es todos los días? También. Aunque como recomiendan los especialistas, la higiene ideal en un cuero cabelludo sano, son 2 veces por semana, sin excedernos en la cantidad de champú utilizada.

No es cierto que el cabello se caiga más por lavarlo a diario. Hay que mantener limpio el cuero cabelludo al igual que la piel, para así mantener la elasticidad, brillo y buen crecimiento del cabello. La falta de limpieza del cuero cabelludo puede provocar alteraciones como grasa, picores, descamación…

Otro error es prescindir del champú por motivos ecológicos, tendencia conocida como “no poo”, cuyos defensores se amparan en "lo natural" para lavar el pelo solo con agua o bicarbonato. El uso de champú (cantidad recomendada del tamaño de una nuez, y aclararlo correctamente) es necesario ya que elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde quedan atrapadas células muertas, suciedad o sustancias de lacas o gominas. Esta grasa o sebo, supone una importante fuente de microorganismos que puede favorecer infecciones, por lo que debe eliminarse.

El bicarbonato, a pesar de que sí elimina la grasa, tiene el riesgo de que su uso continuado puede producir irritación o decoloración del cabello.

Otro factor importante en la higiene capilar es no utilizar exceso de champú, aclararlo a fondo y que sea con agua templada.

Para procesos puntuales de debilidad o caía del pelo, recomendamos el uso del Serum de regeneración capilar RBC FACTOR DE CRECIMIENTO

---

Si necesitas más información, contacta con nosotros en el 91 013 36 56 (L-V 9:30 a 18:30h) o a través de nuestro chat y resolveremos toda tus dudas.