Si eres de las que se relaja con el cuidado del cabello en la temporada de Otoño – Invierno, te tenemos que decir que estás cometiendo un gran error.

Aunque existe la falsa creencia de que es durante el verano cuando nuestro cabello sufre más porque está expuesto al sol y al agua del mar, lo cierto es que durante el invierno también tiene que soportar cambios bruscos de temperatura, la sequedad del frío, el uso continuado de gorros y sombreros, e incluso el hecho de que durante las festividades lo maltratemos más con peinados, planchas o secadores.

Para lucir una melena saludable durante todo el invierno es fundamental mantener nuestro cabello hidratado y protegido. Te damos los mejores trucos para llegar a la primavera con el pelo intacto:

1. HIDRATACIÓN EXTRA FRENTE A LOS CAMBIOS DE TEMPERATURA

El frío, las heladas, la calefacción… todos estos aspectos resecan mucho nuestro cabello provocando que se quiebre, se encrespe, y pierda su brillo. Para evitarlo debemos lavar nuestro cabello con un champú nutritivo usando una mascarilla ultra hidratante.

No te preocupes si has notado que tu cabello se ensucia antes; eso se debe a que durante el invierno, por el frío, nuestro cuerpo segrega más grasa. Puedes evitarlo usando agua templada en la ducha y masajeando menos el folículo durante el lavado.

Si con este cuidado para mejorar la hidratación en el hogar no es suficiente, siempre podemos ponernos en manos de profesional para la realización de un tratamiento rico en nutrición e hidratación.

2. SERUM HIDRATANTE PARA SALIR DE CASA

Para evitar el encrespamiento y que el brillo de nuestro cabello se vea apagado es recomendable el uso de algún serum o aceite nutritivo tras el peinado.

Nuestra recomendación es aplicar un buen aceite de Argán puro de medios a puntas, ya que este es regenerador y reestructurador y evita que las puntas se quiebren, además de devolver al cabello su brillo natural.

Este truco también nos ayudará a reducir la electricidad estática que se produce con el uso prolongado de gorros y sombreros en cabellos lisos y finos.

3. EXFOLIA EL CUERO CABELLUDO

Para evitar la aparición de caspa o de picazón por el uso de gorros te recomendamos realizar una exfoliación del cuero cabelludo antes de su lavado, de este modo eliminarás cualquier célula muerta y el cabello aguantará más tiempo limpio.

4. PROTECCIÓN TÉRMICA FRENTE A PLANCHAS Y SECADORES

Durante esta temporada acudimos en más ocasiones al uso de planchas, tenacillas o secadores. Además de mantener una distancia de precaución con el secador para no quemar nuestro cabello, debemos usar productos específicos que lo protejan frente a temperaturas mayores de 180º evitando de esta forma su deterioro y que se vea apagado.

5. ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Cuidar nuestra alimentación es fundamental para mantener nuestro cuerpo saludable por dentro y por fuera.

Una dieta equilibrada rica en verduras de hoja verde como el brócoli, espinacas, acelgas, berro… y ácidos grasos del pescado, aportan a nuestro cuerpo Omega 3, Vitaminas A y C que ayudan a mantener nuestro cabello hidratado y acondicionado de forma natural, evitando que se rompa y fomentando su crecimiento.

6. AYUDA A TU MELENA CON COSMÉTICA PROFESIONAL DE CALIDAD

Si todos estos cuidados y una buena alimentación no ayudan a evitar la caída de tu cabello o que se vea apagado, siempre puedes apoyarte en el uso de algún cosmético de calidad que se adapte a tus necesidades.

Uno de nuestros favoritos es el serum RBC de regeneración capilar que gracias a sus principios activos principales, como factores de crecimiento, Folistatina y VEGF, detiene la caída, impulsa la regeneración capilar y fortalece el crecimiento del cabello.

Si deseas más información, puedes consultar nuestra categoría de productos capilares o contactar con nosotros en el teléfono 91 013 36 56 (L-V 9:30 a 18:30h)