Antes de  remover el esmaltado, es recomendable que conozcas los tipos de esmaltado permanente y semipermanente, te lo contamos en el artículo Diferencias entre manicura permanente y semipermanente .

Existen diferentes productos para remover el esmalte semipermanente. Recuerda que hablamos exclusivamente de esmaltes híbridos como gel polish, pure creamy hybrid, y Mega Base, este último aunque pertenece a la categoría de híbridos, tiene una textura espesa, por lo que los líquidos utilizados tardarán el doble de tiempo en hacer efecto.

PASO A PASO PARA QUITAR EL ESMALTE SEMIPERMANENTE

1. Limar la capa superficial del esmalte. Sirve para romper la capa brillante es decir la capa del Top. Esto permite una mejor absorción del producto aplicado y que éste sea más eficiente. Recuerda que estás limando sólo el esmalte y no la uña.

2. Utiliza una de las siguientes opciones para remover el esmalte:

  - Acetona: Humedece un algodón en acetona y colócalo alrededor de la uña pintada, asegúrate de utilizar suficiente producto. Luego, envuelve el algodón con papel aluminio y déjalo actuar durante 15 minutos. También puedes utilizar foil removal wraps, que reemplazan el algodón y aluminio.

Si notas quemazón, retira el producto inmediatamente y lávate las manos con un jabón de pH neutro ya que puedes ser sensible o alérgico a la acetona.

A pesar de ser el método más utilizado por ser un producto ampliamente conocido, es el menos recomendable por su efecto abrasivo en las uñas y manos.

 - Líquidos removedores: Se utilizan de la misma forma que la acetona, con un tiempo de espera entre 7 y 10 minutos. Algunos de estos productos como soak off contienen acetona, pero se han agregado a su fórmula componentes que evitan la deshidratación de las uñas y protegen la piel.

También puedes utilizar productos hechos a base de alcohol, que no contienen acetona como alco remover que es un producto diseñado específicamente para la línea Pure de Victoria Vynn. 

  - Disolventes: Remueven el esmalte híbrido de forma instantánea, sin dañar la uña o los dedos. Nuestra recomendación instant remover actúa de forma fácil y cómoda.

Aplica una capa generosa del producto sobre las uñas, sin tocar la piel. Espera de 4 a 6 minutos hasta que notes que el esmalte se ha ablandado, lo notarás porque empezará a agrietarse. Puedes utilizar más producto si éste no ha penetrado bien el esmalte.

3. Retirar el esmalte. Pasado el tiempo de espera indicado para cada producto, el esmalte se habrá empezado a agrietar y podrá retirarse fácilmente con un empujador de cutículas o palito baja pieles de naranjo

4. Pulir suavemente la superficie de las uñas con un taco pulidor para quitar los excesos de esmalte.

5. Lávar las manos con un jabón de pH neutro.

6. Cuida las uñas y cutículas hidratándolas adecuadamente con un aceite para cutículas o con aceite de jojoba y utiliza una crema altamente hidratante para proteger tus manos.

No olvides dejar un período de 1 a 2 semanas de descanso entre aplicaciones, de acuerdo con la recomendación de tu manicurista,  para mantener las uñas fuertes.