La higiene y el cuidado de los centros de uñas debería ser algo totalmente indispensable durante la realización de cualquier tratamiento de manicura o pedicura.

Sin embargo, no es la primera vez que oímos hablar de casos en los que no se cumple con la normativa establecida de esterilización y de higienización del centro.

Muchas veces no somos conscientes de la peligrosidad que conlleva el no mantener una higiene adecuada, o de la no utilización de productos de calidad, tanto para la manicurista como para el cliente.

Durante la sesión de una simple manicura, el profesional y el cliente están expuestos a diferentes portadores de patógenos: la superficie de trabajo, herramientas, textiles, útiles, etc.

Es por ello, que siempre se debe prestar mucha atención en la limpieza, para evitar cualquier tipo de infección o alergia que pueda ocurrir.

1. MANTENER DESINFECTADA LA SUPERFICIE DE TRABAJO

Esta debe ser desinfectada obligatoriamente después de cada cliente, ya que la acumulación de cualquier partícula de hongos puede acarrear problemas.

Nuestro producto recomendado para esta tarea es la Loción Higienizante spray - 200ml. Si utilizamos algún tipo de textil este también debe ser lavado con detergente antiséptico.

2. DESINFECTAR ADECUADAMENTE LAS HERRAMIENTAS DE TRABAJO

Siempre debemos mantener todos nuestros útiles desinfectados o incluso esterilizados, aunque esto último no sea obligatorio, siempre es recomendable tener la posibilidad de eliminar cualquier tipo de microbio mediante la aplicación de presión y calor en una autoclave.

Además de la loción higienizante anteriormente nombrada, te proponemos para tu centro el uso de un esterilizador para tus herramientas.

3. LIMAS, CUCHILLAS, PIEDRAS PÓMEZ SIEMPRE DEBEN SER DESECHABLES

Debido a la porosidad y la dificultad de limpieza de unos, y el contacto tan sensible con la piel de otros, es recomendable que estos productos siempre sean desechables.

Para ello son perfectos productos como las limas de pedicura desechables o las cuchillas de rasurar desechables.

4. USO DE BOLSAS DE HIDROMASAJE EN LOS TRATAMIENTOS DE PEDICURA

A la hora de realizar tratamientos de pedicura es indispensable utilizar bolsas de hidromasaje desechables durante la fase de eliminación de durezas sumergiendo los pies en agua caliente. Aunque el recipiente se encuentre bien desinfectado siempre deben ser utilizadas para mantener la higiene de todos los clientes.

5. USO DE GUANTES EN EL PROFESIONAL DURANTE LA APLICACIÓN DEL ESMALTADO

Tanto por el cuidado de la manicurista como el de la clienta es recomendable la utilización de guantes para realizar trabajos de manicura y pedicura. De este modo, se evitará que las manos sean infectadas con hongos u otro patógenos.

Debemos recordar que el uso de guantes no desestima la obligación de mantener siempre unas manos limpias con cada cliente. Los guantes desechables siempre son una buena opción para los salones de manicura.

6. USO DE MASCARILLAS FACIALES DESECHABLES

Para la propia protección de la manicurista siempre se debe evitar la posible inhalación de sustancia químicas. Por ello, es recomendables el uso de mascarillas faciales desechables que protejan durante la realización del tratamiento.

7. USO DE LÁMPARAS DE ALTA CALIDAD

Las lámparas del salón deben de tener la luz y la potencia adecuada para poder curar bien los esmaltes sin dañar la piel del cliente. Una lámpara UV-LED es una de las mejores elecciones.

8. USO DE PRODUCTOS DE CALIDAD QUE CUIDEN LA NATURALEZA DE LA UÑA

No solo se debe tener un salón de manicura higiénico, sino también utilizar productos de la mejor calidad, que cuiden de las uñas de los clientes y eviten problemas de alergias, entre otros.

Una de las marcas a la vanguardia en el tema de cuidado de uñas es Victoria Vynn, con su gama de esmaltado permanente Pure Creamy Hybrid, que ofrece unos esmaltes hipoalergénicos (no contienen parabenos, ni formaldehído, ni tolueno) que se puede retirar sin acetona, ofreciendo un esmaltado duradero y de calidad sin descuidar la naturaleza de la uña.

9. REALIZAR UNA BUENA MANIPULACIÓN DE TODOS LOS PRODUCTOS Y UTENSILIOS

Siempre hay que ser cuidadosos con los esmaltes y con todas las herramientas de trabajo, cerrarlos bien, guardarlos en el lugar adecuado, etc.

---

Seguir todas estas pautas no sólo nos ayudará a ahorrarnos posibles disgustos y problemas en nuestro centro, sino que además será muy beneficioso, ya que un servicio tan cuidado y atento con el cliente nos dará la oportunidad de destacar rápidamente entre nuestra competencia.

Cada pequeño detalle positivo consigue que la valoración de nuestros clientes mejore notablemente llegándose a fidelizar a nuestro centro de uñas.